martes, 27 de marzo de 2012

La importancia de la huelga general.

Mariano Rajoy parafrasea a los Rolling Stones: “En política uno no siempre consigue lo que se propone”. También asegura que el varapalo electoral del PP no es para tanto, que es un “gran resultado”, y que no dará ni un paso atrás. Los Rolling tienen razón y Mariano Rajoy no: la primera frase entra en evidente contradicción con la segunda. No siempre puedes conseguir lo que deseas y está por ver que la reforma laboral del PP no se deje pelos en la gatera de la huelga general. El fracaso del PP en Andalucía y Asturias deja el terreno abonado para el 29-M. La firmeza de Rajoy también contrasta con la tradición: si la huelga es un éxito rotundo, la derecha rectificará, como pasó ya con Aznar (también con mayoría absoluta) en el año 2002. Que la huelga sea un éxito le viene bien incluso a Rajoy, al que Europa quiere imponer unos recortes sin precedentes en el mundo, más duros incluso de los que ha exigido a Grecia, a Irlanda o a Portugal. Si los españoles nos tomamos este abuso con resignación, con apatía y con docilidad, el Gobierno no tendrá ni la voluntad ni los argumentos para plantarse ante Bruselas y ante Berlín. Si no hay presión ciudadana, ¿quién nos va a salvar de un ajuste suicida del gasto público que nos lanza de cabeza a una durísima recesión?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Com està l'ensenyament.